Revista JADA 16

Un estudio prospectivo para evaluar el resultado a largo plazo de prótesis dentales fijas retenidas por coronas (PDF) elaboradas con cerámica de disilicato de litio monolítico. Es el tema central que aborda nuestra publicación. Resultado a diez años de prótesis dentales fijas de tres unidades elaboradas con cerámica de disilicato de litio monolítico  es el titulo  del artículo en donde se platea. que a pesar del aumento en el uso de materiales completamente cerámicos en prostodoncia, las revisiones sistemáticas de los últimos cinco años han revelado una falta de información clínica a largo plazo (información para un periodo de 10 o más años) para prótesis dentales fijas (PDF) completamente cerámicas. Los materiales completamente cerámicos empleados para la fabricación de PDF son cerámicas con óxido (zirconia o a base de alúmina), los cuales requieren un recubrimiento estético con cerámicas a base de sílica, o cerámicas de disilicato de litio, las cuales pueden ser empleadas en una forma monolítica debido a su amplio rango de propiedades ópticas. En segundo término tenemos  Evidencia que apoya el uso de tomografía computada de haz cónico en ortodoncia. En las últimas dos décadas, las imágenes bidimensionales que han sido utilizadas desde 1930, han sido reemplazadas en parte por imágenes de fotografías tridimensionales  y tomografía computada de haz cónico 3-D (TCHC). El número de artículos en relación con sus aplicaciones se han incrementado desde su introducción en la ortodoncia. Hemos notado que la literatura disponible en las bases de datos crece semanalmente. Este incremento pudo haber sido impulsado en parte por desinformación en relación a su seguridad y eficacia. La TCHC es una técnica de adquisición de imágenes que utiliza un haz en forma cono de rayos-X. Similar a una ortopantomografía, el haz de rayos-X es dirigido hacia un detector. Un par de dispositivos detectores de superficie rotan al rededor del paciente para producir una serie de imágenes 2-D. Éstas imágenes se reconstruyen en una computadora desde un conjunto de datos 3-D. Los dispositivos TCHC dedicados para la cavidad oral y la región maxilofacial comenzaron a finales de los 90. El interés en esta modalidad de imagen para uso en las regiones oral y maxilofacial se ha incrementado.El artículo que presentamos, sin duda es de gran interés en el tema. En cuanto a las nuevas tecnologías en México, señaló que en herramientas de diagnóstico existen muy pocos equipos instalados en 3D; alrededor de 20 o 30 equipos, a diferencia Estados Unidos o de otro país latinoamericano como Brasil que cuentan con miles de equipos colocados. Desafortunadamente en México, todavía no iguala esas condiciones.Dos temas complementan la edición como son Lesiones gingivales y otro más titulado Usando una prueba de n=1 para asistir en la toma de decisión clínica para pacientes con dolor orofacial.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: