Odontología Actual 184

Editorial: Los riesgos de la profesión

Hoy publicamos como artículo inicial un tema que tiene que ver con el ejercicio mismo de la profesión, como es el túnel carpiano. Los especialistas en general conllevan riesgos propios de la profesión misma. Todo trabajo lo implica y pueden dar lugar a accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. La odontología no es la excepción, lleva consigo riesgos inherentes que se pueden clasificar según la causa que lo produce, por ejemplo, los riesgos profesionales por carga de trabajo como es la patología de la columna vertebral. El dolor de espalda aparece en más del 50% de los dentistas. Una mala posición de trabajo, el sedentarismo, la falta de tono muscular hacen que se padezca. A nivel cervical, por la inclinación y tensión mantenida de la cabeza produce contractura de los músculos de la nuca y del esternocleidomastoideo. A nivel de columna dorsal se produce el dolor de espalda con contractura, una dorsalgia funcional que aparece cuando se está trabajando y desaparece al dormir o descansar. A nivel de la columna lumbar es frecuente la aparición de cuadros de lumbago, muy incapacitantes, que incluso requieren baja laboral. La prevención del dolor de espalda se basa en adquirir buenos hábitos de trabajo: la postura de trabajo aceptada mundialmente es la denominada BHOP (Balance Human Operating Position). Otra patología es la de la mano. La odontología es un trabajo manual y los microtraumatismos de repetición producidos por vibraciones, ultrasonidos, pieza de mano, etc., pueden producir alteraciones vasculares y fibrosis retráctil. La inflamación de tendones y vainas tendinosas por sobrecarga mecánica va a producir a nivel de la mano diferentes cuadros. La tendinitis estenosante de Quervain impide hacer la pinza entre el pulgar y el dedo índice, es frecuente en periodoncistas e higienistas dentales así como en endodoncistas; es muy incapacitante. Cuando el odontólogo está trabajando debe ser consciente de todas las medidas de seguridad y de higiene del trabajo. Una mirada a la medicina del trabajo es un buen comienzo en vías de obtener toda la información necesaria para evitar los estragos de malas posturas y prácticas que deriven en un mal mayor.
Cabe destacar que la prevalencia del síndrome del túnel carpiano, es muy superior a la de la población general. En la muñeca, el nervio mediano acompaña a los tendones flexores de los dedos en un túnel rígido; cuando aumenta la presión en la zona, por movimientos forzados de la muñeca, se produce una compresión del nervio mediano, por existir conflicto de espacio. Se producen dolor y parestesias que pueden incluso requerir tratamiento quirúrgico. Es más frecuente en odontólogos cuyo trabajo consiste en realizar extracciones dentales. Toda la patología de la mano se puede prevenir con reeducación funcional. Diferentes trabajos ponen en evidencia la sobrecarga de trabajo es constante. En fin, es una patología constante, por lo demás, los invitamos a la lectura de esta selección de artículos de temas diversos.