Nueva Visión en Periodontología: Prevención o Curación

Nueva Visión en Periodontología: Prevención o Curación. Impacto del Biofilm en la Salud y Enfermedad

Prof. Agustín Zerón
Coordinador del Posgrado en Periodontología e Implantología en la Universidad Intercontinental, México D.F.

Prevención es el acto de prever, y prever es saber lo que va a ocurrir. Vale más un gramo de prevención que un kilo de curación. La odontología del tercer milenio es preventiva y predictiva. Previene la exposición a factores de riesgo y predice las probabilidades para adquirir una enfermedad.

La caries y las enfermedades periodontales son enfermedades infecciosas de origen multifactorial. La participación de diversos factores de riesgo modifican las condiciones para que un huésped susceptible al quedar expuesto ante un agente virulento, incremente significativamente las probabilidades para el inicio y progresión de una lesión cariosa o periodontal.

Cuando el medio ambiente oral es propicio se desarrolla un biofilm microbiano que puede albergar microorganismos con patogenicidad cariogénica o periodontopatógena.

En el siglo XIX se definieron las primeras teorías de los gérmenes como factores causales en diversas enfermedades. El mismo concepto de placa bacteriana fue descrito sin definir una responsabilidad en la patogenia de caries y periodontopatías.

En la segunda mitad del siglo XX surgieron las primeras evidencias científicas que relacionaban la causa microbiana con el efecto patogénico de las lesiones. Desde entonces, no cesaron los estudios que de forma longitudinal demostraban la importancia de controlar a la placa bacteriana para disminuir las posibilidades de una nueva lesión.

Mientras que en la placa bacteriana se supone la presencia de microorganismos patógenos, en los nuevos postulados se definieron la especificidad microbiana para que cierto tipos de enfermedades periodontales estuvieran relacionados a microorganismos específicos. La presencia de microorganismos patógenos son necesarios, pero no suficientes para iniciar una lesión periodontal o lesión cariosa. Se necesita una interacción constante entre factores genéticos, epigenéticos y factores de virulencia microbiana para el inicio y progresión de las enfermedades infecciosas.

El concepto de placa bacteriana se refería sólo a bacterias, y placa dental hacía alusión solo a los microorganismos que están en los dientes. Hoy sabemos que las bacterias no sólo se forman en una placa adhesiva a los dientes, y que en esa masa no sólo está conformada por bacterias, y si por una amplia diversidad de microorganismos que interactúan, se comunican y proliferan en sitios específicos y en lesiones específicas.

Hace tan solo una década se hacía referencia de más de trescientas especies de bacterias que pueden colonizar la cavidad oral. Actualmente podemos definir a un millar de microorganismos que con diversas capacidades adaptativas pueden categóricamente convertirse en una amenaza a la salud en general.

La definición del perfil de riesgo para cada paciente permite tomar decisiones inteligentes no sólo en el tratamiento, sino en el diagnóstico etiológico, patológico y anatómico. De igual manera, en la asignación del pronóstico a corto y largo plazo. Los factores de riesgo están relacionados científicamente a la presencia de las enfermedades. Una enfermedad crónica no se cura solo con cirugía o medicamentos, se deben controlar los factores de riesgo para disminuir las probabilidades de una nueva lesión.

La evaluación del fenotipo de vulnerabilidad traduce un genotipo de susceptibilidad. Un paciente que ha perdido dientes o tiene lesiones severas tiene implícito genes que los hace vulnerable a la recidiva de las lesiones.

El biofilm es una población de diversos microorganismos que crecen y se desarrollan en distintas colonias unidas a diversas superficies donde la humedad es la principal constante. El biofilm es el lugar donde viven y se organizan la mayoría de bacterias en el planeta tierra.

El biofilm está cubierto por una matriz de exopolisacaridos que las protege del ataque de las células de defensa y de la terapia con antibióticos.

Biofilm es un neologismo científico para referirse a las comunidades microbianas formadas por bacterias, hongos, virus y archeas que viven en una compleja organización donde desarrollan factores de virulencia que compiten con las defensas de un hospedero.

Biofilm no es lo mismo a película adquirida, ésta se forma por la glucoproteínas salivales. Es una matriz de exopolisacáridos que forman las mismas bacterias para su protección y proliferación.

Biofilm es un concepto contemporáneo que se refiere a los microorganismos de la placa dental que se han organizado en diversas colonias de complejos bacterianos.

Los complejos microbianos están conformados por patógenos principalmente anaerobios Gram-negativos que son capaces de producir enfermedades.  Más del 60% de todas las infecciones microbianas son causadas por los biofilms.

El aumento de la resistencia bacteriana a los antimicrobianos involucra varios mecanismos entre los que se incluyen: inactivación de los antibióticos por polímeros extracelulares o modificación enzimática, disminución de la tasa de crecimiento por limitación de nutrientes, y cambios fenotípicos de las células bacterianas como resultado de la modificación de genes que les dan mayor resistencia dentro del biofilm.

biofilm

En el futuro inmediato el pronóstico para el tratamiento y erradicación de los biofilms no es muy alentador. El desarrollo de nuevos agentes químicos, probióticos y prebioticos son necesarios para contrarrestar las infecciones en las cuales el biofilm está involucrado. La infección por biofilm se demuestra por los síntomas que clínicamente recurren durante el tratamiento con antibióticos, pero tratar secuelas no es lo mismo a controlar enfermedades.

El Instituto Nacional de Salud (National Institute of Health-NIH) publicó que más del 60% de todas las infecciones microbianas son causadas por biofilms microbianos, de igual manera se les atribuye el 60% de las infecciones nosocomiales, incrementando la estancia hospitalaria, los costos de atención y la mortalidad debido a su gran resistencia a los antimicrobianos mil veces mayor que la de las células que viven en forma planctónica.

La Academia Americana de Periodontología (AAP) al igual que la Asociación Americana del Corazón y el Centro Nacional de Información sobre la Salud de la Mujer: alertan frecuentemente a la comunidad profesional para tomar especial atención en los reportes continuos que revelan que las enfermedades periodontales no se limitan a producir daños en el diente y sus tejidos de soporte, sino que existen evidencias para contemplar una conexión entre la salud periodontal y la salud general.

Las personas susceptibles a desarrollar enfermedades periodontales pueden también desarrollar lesiones cardiovasculares. En otras palabras, la salud debe verse de manera integral, por lo que una periodontitis no controlada puede ser un factor de riesgo para lesiones coronarias. El biofilm de la placa es una comunidad ecológica que le provee a los microorganismos diversas características para su proliferación. Su compleja organización bacteriana dificulta la penetración de drogas y la concentración antimicrobiana efectiva.

Los biofilms subgingivales albergan, sobre todo anaerobios, gram–negativos y formas bacterianas móviles. Hemos encontrado que algunos de estos microorganismos verdaderamente son factores de riesgo, ya que pueden invadir los tejidos periodontales, principalmente el Aggregatinobacter actinomycetemcomitans (Aa) y la Porphyromonas gingivalis (Pg) y ser el inicio para una lesión sistémica silenciosa.

La Odontología actual debe ser de mínima invasión, mínima intervención, y requiere una filosofía de máxima prevención, máxima preservación, y no simplemente hacer cavidades pequeñas o colgajos chiquitos. El mismo G.V. Black volvería a escribir sus postulados ante las recientes evidencias provenientes de la investigación científica, es momento de la transición de la odontología basada en experiencias, a la odontología basada en evidencias. El dentista práctico es el que confía su capacidad solo en sus manos. El Odontólogo o Médico Estomatólogo establece una actitud proactiva para convertirse en el Doctor que enseña a sus pacientes a no enfermarse.

El presente artículo fue publicado en Odontología Actual El Periódico No. 3 P. 54