El rol del odontólogo en la detección oportuna de lesiones malignas y cáncer en cavidad oral

Resumen

Introducción: el odontólogo juega un papel importante en la detección temprana de lesiones malignas, debido a que tiene contacto con dichas laceraciones en etapas primarias. Comúnmente las lesiones en su etapa inicial, no muestras síntomas, se presentan cuando están ya en una etapa más avanzada, por lo que es de suma importancia que el odontólogo conozca las características clínicas de las diferentes neoplasias malignas ya que son un factor desencadenante de cáncer. Objetivo: hacer una revisión de la literatura para exponer la importancia del rol del odontólogo en la detección oportuna de lesiones malignas y cáncer en cavidad oral para darle herramientas de diagnóstico que le permita actuar a en tiempo en reconocimiento de alguna lesión de este tipo. Material y método: Se buscó lo concerniente a las detección, etiología, signos y síntomas, manejo y tratamiento de lesiones cancerosas en cavidad bucal, en libros y revistas sobre el tema cuya información los autores consideraron buena y confiable. Resultados: las lesiones en su etapa inicial no presentan sintomatología por lo que el odontólogo tiene la obligación de realizar un examen completo de la boca y hacer también una detallada historia clínica, para detectar los factores predisponentes que el paciente pudiese tener para su desarrollo, Debe así mismo conocer las carcterísticas de un tejido uno anormal para identificar cambios que hicieran sospechar de alguna lesión precancerosa o de un cáncer incipiente y en caso de enfrentar la detección de alguna lesión sospechosa saber los protocolos a seguir. Conclusiones: la intervención odontológica es de suma importancia en la identificación oportuna de neoplasias malignas en cavidad bucal, por lo que el odontólogo debe estar capacitado en el reconocimiento de las lesiones malignas.

Introducción

Los tumores malignos en cavidad oral son los más agresivos entre los tumores de cabeza y cuello, incluso respecto a otras regiones del cuerpo, la oportuna detección en etapas iniciales se encuentra íntimamente relacionada con la evolución y pronóstico de la enfermedad, entre más rápida sea la identificación de éstas, es decir, cuando la lesión sea menor a 1 cm, el pronostico resulta ser mas favorable.

El cáncer bucal es de por sí una afección muy grave; por lo tanto se requiere una minuciosa exploración para llegar precozmente al diagnóstico y al tratamiento adecuado. Al respecto se tendrá en cuenta la escasa y silenciosa sintomatología inicial y se sabrá que con frecuencia la única manifestación es una adenopatía cervical solitaria que insta al paciente a una consulta.

Objetivo

Hacer una revisión de la literatura para exponer la importancia del rol del odontólogo en la detección oportuna de lesiones malignas y cáncer en cavidad oral para darle herramientas de diagnóstico que le permita actuar a tiempo en reconocimiento de alguna lesión de este tipo.

Material y método

Se buscó lo concerniente a las detección, etiología, signos y síntomas, manejo y tratamiento de lesiones cancerosas en cabidad bucal, en libros y revistas sobre el tema cuya información los autores consideraron buena y confiable.

 

El odontólogo ante la lesiones bucales

Con frecuencia el paciente no detecta las lesiones en su etapa inicial, debido a que no presentan sintomatología pues se pueden observar como unas pequeñas manchitas blancas o rojas que al no producir dolor, no llaman su atención de manera rápida, por lo que el odontólogo tiene la obligación de realizar un examen completo de la boca a todos los pacientes que lleguen a consulta, no importa cual sea el motivo y en ese procedimiento debe evaluar el estado de salud de todos los tejidos debe estar capacitado para identificar cualquier anomalía en cavidad bucal, debe también realizar una detallada historia clínica, para detectar los factores predisponentes que el paciente pudiese tener para el desarrollo de neoplasias malignas, hábitos como el tabaquismo o exposición a agentes químicos son factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar alguna neoplasia, y en caso de enfrentar la detección de alguna lesión sospechosa saber los protocolos a seguir.

El profesional de la salud debe conocer las características de un tejido sano y uno anormal, para poder identificar si hay cambios que hicieran sospechar de alguna lesión precancerosa o de un cáncer incipiente, para de inmediato realizar una tinción con azul de toluidina, un colorante que tiene la propiedad de teñir los tejidos que han comenzado a transformarse en malignos y/o indicar una biopsia.

La funsión del dentista, no sólo es importante cuando la lesión ya existe, sino también en la prevención, en un segundo nivel de prevención, a través de comunicar al paciente sobre los factores de riesgo y predisponentes al cáncer oral que puede tener. La educación constante del paciente se puede hacer durante las consultas, al enseñarle los perjuicios de hábitos insanos, como el fumar o masticar tabaco o la ingesta de alcohol, así como exhortarlo a hacerse exploraciones frente al espejo durante el cepillado, para la identificación de alguna anomalía por pequeña a que sea.

El cáncer bucal

Es de por sí una afección muy grave; por lo tanto se requiere una minuciosa exploración para llegar precozmente al diagnóstico y al tratamiento adecuado. Al respecto se tendrá en cuenta la escasa y silenciosa sintomatología inicial y se sabrá que con frecuencia la única manifestación es una adenopatía cervical solitaria que insta al paciente a una consulta.

El pronóstico está condicionado por el grado de malignidad histopatológica, el carácter invasor, el tamaño de la lesión y su ubicación

Principales características

De una neoplasia maligna o lesiones precancerosas.

  • Una vez que se hacen evidentes tienen un crecimiento rápido.
  • Pueden ulcerarse.
  • Están adheridas a planos profundos (importante para diagnósticos diferenciales).
  • Tienen crecimiento infiltrativo.
  • Pueden destruir tejido óseo.
  • Pueden producir síntomas neurológicos, por destrucción de nervios (parálisis, pérdida sensibilidad).
  • Pueden dar metástasis.

Factores intrínsecos

  • Nutrición (carencia vitamina A).
  • Sífilis (glositis).
  • Cambios en el epitelio por la edad.
  • Género.

Factores extrínsecos

  • Tabaco en sus diversas formas.
  • Alcohol (local, sistémico).
  • Trauma (sepsis oral).
  • Radiaciones y luz solar.

Esto produce, junto con factores desconocidos, una lesión cancerizable (displasias epiteliales), carcinoma in situ y carcinoma invasivo.

Otros factores etiológicos

  • Consumo de tabaco, sea fumado o no.
  • Radiación solar.
  • Irritación crónica: por alcohol o mecánica.
  • Infecciones
  • Virus del papiloma humano.
  • Virus de Epstein Barr.
  • VIH: predispone, a cánceres en muchachos jóvenes.
  • Cándida Albicans: candidiasis crónica hiperplásica.

Treponema pallidum (sífilis).

Signos del carcinoma bucal

  • Ulceración o erosión: al tocarla no se puede desplazar, sino que está adherida.
  • Induración, bordes duros.
  • Fijación.
  • Linfoadenopatías en cánceres avanzados son ganglios duros, no desplazables.

Formas clínicas del carcinoma en cavidad bucal

  • Endofítica: forma ulcerada.
  • Exofítica.
  • Forma de placa.

En los 3 casos el crecimiento es infiltrativo, lo que clínicamente se expresa como no desplazable.

Diagnóstico del carcinoma escamoso

Los métodos para detectarla son:

  • Biopsia: el más útil de todos. Se deben tomar varias muestras.
  • Azul de toluidina: colorante que se coloca sobre una placa blanca, luego se pasa ácido acético, y donde queda azul, allí se toma la muestra.
  • Anticuerpos monoclonales: porque hay cánceres tan indiferenciados que no se sabe de donde vienen.
  • Tomografía computariza.
  • Radiografía: bordes apolillados, radiolucides, etc.

La localización más frecuente de los tumores malignos de boca es el borde bermellón de los labios, el borde lateral de la lengua y el suelo de la boca.

Clínicamente pueden ser exofíticos, endofíticos o infiltrantes, ulcerados o tener formas combinadas. (Figs. 1, 2 y 3)

 

 

 

 

 

 Fig. 1                                                   Fig 2.

 

 

 Fig. 3.

 

Conclusiones

La intervención odontológica es de suma importancia en la identificación oportuna de neoplasias malignas. El odontólogo debe estar capacitado en el reconocimiento de las lesiones malignas.La educación del paciente acerca de la autoexploración bucal, es importante para una detección precoz.

Autores

Carol Monserrat Lázaro Venegas

Alejandra Herrera Becerril

Víctor Hugo Castillejos Vízcaíno

Mabel Sánchez Vázquez del Mercado

FES Iztacala, Clínica odontológica Cuautepec.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: